top of page

¿Qué es la felicidad dentro de la psicología positiva?

¿Sonreír es igual a ser feliz? No. Pero sonreír y sentirse alegres sí es *parte* de una vida feliz, pero ¿qué es exactamente la felicidad? Frecuentemente se confunde con un estado de

Ada Popoca

ánimo constante de alegría y satisfacción, estar sonrientes y con la energía alta, pero no. Es más profundo que eso.


Si bien hay diferentes formas de entender la felicidad, hoy te presento la mirada desde la perspectiva de la psicología positiva, la rama de la psicología que se enfoca en el estudio de las emociones positivas, el bienestar integral y el florecimiento humano.


El Concepto de Felicidad.


La felicidad es un estado subjetivo y complejo que va más allá de la mera ausencia de sufrimiento. Según la psicología positiva, la felicidad se asocia con tener la percepción de satisfacción con nuestra propia vida a través de experimentar placer y disfrutar las experiencias de la vida, darle sentido y propósito a nuestra vida y ser capaces de comprometernos en actividades y tareas que nos brinden un sentido de fluidez, y concentración.

Como ves, no se trata solo de perseguir el placer instantáneo, sino de cultivar un bienestar sostenible y profundo.


Componentes de la Felicidad


Martin Seligman, uno de los padres de la psicología positiva identifica varios componentes clave de la felicidad. Estos componentes se agrupan bajo el acrónimo PERMAV, vamos a explorarlos:


Positividad (o Emociones positivas): El permitirnos disfrutar la vida, el experimentar emociones agradables como alegría, gratitud, diversión, orgullo, elevación, amor y serenidad.

Es un estado integral, es decir, te sientes bien pero esto impacta tu manera de ver el mundo, a ti mismo, a los demás. Construye más recursos personales, te vuelves más abierto, creativo, solucionas mejor los problemas y te hace abrirte a los demás y conectar mejor con ellos. Además, mejora tu salud (la gente que experimenta emociones positivas tiende a vivir más tiempo).

También nos permite cultivar una mentalidad positiva y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, lo que contribuye a aumentar nuestra sensación general de felicidad y sentir satisfacción con la vida.


Pregúntate: ¿Qué tanto te ríes, te permites disfrutar, saborear momentos, o qué tanta gratitud sientes?


Compromiso: La felicidad también surge cuando nos sumergimos en actividades y experiencias que nos apasionan y nos hacen sentir absortos. ¿Has estado trabajando o quizá en un hobby, o en una conversación y el tiempo se te ha ido volando? Esto es el estado de flujo.Hace que desarrollemos capacidades, nos conecta con nosotros mismos y con el mundo a partir de desarrollar habilidades.


Pregúntate: ¿Qué tan frecuente estás en una actividad en la que sientes que el tiempo se te pasa volando? Sí es frecuente, felicidades. Si no, identifica en cuáles te sucede y practicalas más, también puedes explorar nuevas actividades para encontrar alguna.


Relaciones Positivas: El elemento clave para ser felices: Tener conexiones con otras personas, significativas, íntimas, sólidas y saludables. Cultivar relaciones positivas, basadas en la confianza, el apoyo mutuo y la empatía, contribuye a nuestro bienestar emocional y nos proporciona un sentido de pertenencia y conexión. (Ojo, eso no significa que sean perfectas o estén libres de conflictos, porque las relaciones cercanas hay desacuerdos y fricciones).


Cultivarlas se vuelve complejo cuando vivimos corriendo y llenos de cosas que hacer. Es importante cultivar las amistades, las redes de aliados que nos sostienen cuando las cosas van mal y que nos acompañan en los momentos importantes.


Sentido y Propósito: Encontrar un significado más profundo en nuestras vidas nos brinda una sensación de dirección y trascendencia. Identificar nuestros valores, establecer metas significativas y contribuir al bienestar de los demás nos ayuda a experimentar un mayor sentido de felicidad y plenitud.


Pregúntate: Para ti, ¿Qué es importante? ¿Por qué haces lo que haces cada día? ¿Qué te hace pararte de la cama? ¿Sientes que tu vida tiene un sentido?


No siempre nos damos cuenta del impacto que tienen nuestras acciones con los demás. En tu trabajo diario impactas a otras personas. El encontrar el sentido, el significado que tienen para ti tus acciones te puede ayudar a vivir con más plenitud.


Una manera es comenzar a vivir tus valores de manera intencional.


Yo, por ejemplo, valoro la amabilidad, el tomar en cuenta a otras personas, porque creo que así somos más justos y contemplamos a todos, y todos merecemos un buen trato. Entonces, un valor para mí es la amabilidad.

La siguiente pregunta sería: ¿Vives tus valores? En mi caso, podría valorar la amabilidad, pero no ser amable con la gente, aunque en mi mente considere que es importante, en la práctica podría no aplicarlo.

Entonces, puedes de manera intencional, comenzar a vivir más tus valores. Yo podría cederle el paso a la gente cuando manejo, o hacer un favor a alguna persona, o saludar de manera amable cuando llegue a algún lugar.



Logros: El logro y el crecimiento personal son elementos esenciales para la felicidad. Establecer metas realistas y alcanzables, y celebrar los logros a lo largo del camino, nos impulsa a crecer, desarrollarnos y experimentar una mayor satisfacción con nuestras vidas.

No siempre es fácil el reconocer lo que hacemos y celebrarnos. Nos damos por sentado, nos exigimos demasiado a veces (es parte de la cultura del "nunca es suficiente")


Pregúntate: ¿Qué momento te genera orgullo y satisfacción de ti mismo/a? ¿Qué logro por pequeño que sea has tenido esta semana? Por si te cuesta trabajo identificarlo, te aseguro: Algo has hecho bien, muchas cosas en realidad. Date más crédito por ello. ;-)



Vitalidad: Cuidar el bienestar físico y emocional. Priorizar el descanso adecuado, adoptar hábitos saludables, como la actividad física regular y una alimentación equilibrada, y practicar el autocuidado en todas las áreas de la vida.


El descanso es lo que nos da gasolina para funcionar, para tener emociones positivas, reabastece nuestras hormonas para estar bien y necesitamos priorizar más este aspecto. Pero también la calidad de la comida impacta en tus emociones, en cómo te sientes y cómo te ves a ti mismo/a. De la misma manera el movimiento, el ejercicio nos da beneficios asombrosos.


Es muy frecuente que nos descuidemos a nosotros mismos. Es quizá, hasta aprendido. La cultura no fomenta el autocuidado desde el amor a sí mismo, sino desde la apariencia, buscando la aprobación de los demás.

Para mí, uno de los aspectos claves, es volvernos nuestra propia mamá y papá: Tratarnos bien, cuidarnos y mantenernos sanos.






modelo permav, modelo perma, martin seligman, seligman
Modelo PERMAV de Martin Seligman


Espero que te sirvan estas preguntas para evaluar qué aspecto del PERMAV te falta nutrir.


La felicidad se cultiva, se trabaja, como muchas de las mejores cosas en la vida.


Podemos vivir de manera automática, o elegir hacer algo de manera intencional para crear una vida más plena y sentirnos satisfechos de las relaciones que hemos creado, y eso, tampoco es automático: Podemos aprender a relacionarnos mejor, a comunicarnos con conexión, a resolver conflictos. Ser feliz es una habilidad, y las habilidades se construyen con la práctica y con conocimiento. Ya te iré compartiendo más recursos para aplicarlos a tu vida cotidiana.


Explora qué aspectos te brindan alegría y bienestar en tu propia vida y me encantará acompañarte en este viaje de descubrimiento y crecimiento, ¡espero que aquí aprendas muchas estrategias que te ayuden a vivir mejor!


Referencias:

· Seligman, M. E. P. (2011). Flourish: A Visionary New Understanding of Happiness and Well-being. Free Press.

· Lyubomirsky, S. (2008). The How of Happiness: A Scientific Approach to Getting the Life You Want. Penguin Books.

Entradas Recientes

Ver todo

Tiempo de solidaridad

Quienes actúan juntos sobreviven, son más fuertes y más listos. Es tiempo de pensar en los demás. ​ Sé amable. Ayuda. Lo que hizo sobrevivir y evolucionar a la humanidad fue la capacidad de colaborar

bottom of page